¿Quién rescata a los héroes?

sueñosAyer os pregunté por twitter ¿Quién rescata a los héroes?

¡Gracias por responder! Aquí va un pequeño esbozo de mi próxima novela, titulado a modo provisional “Sueños del futuro”, con vuestras respuestas hilando la conversación entre Joe y Sophia. El texto es provisional, así que no lo busquéis en la novela, puede que no esté, o la charla la tengan otros personajes.


 

¿Quién rescata a los héroes?

Hace frío, no parece que sea casi verano, y que yo me enteste en vestirme con vestidos de tirantes no ayuda. No me atrevo a pedirle que me abrace, no puedo, no debo, no sería correcto. No me atrevo a interrumpir sus pensamientos. Sólo me atrevo a observarlo, contemplar su barba pelirroja, buscar sus ojos en la oscuridad.

—Dicen que debajo del Peñasco hay una cueva. Y en esa cueva hay un pozo que si observas el fondo ves el reflejo de la luna llena, aunque no haya luna en el cielo. Y que si te lanzas, y nadas hasta ella vivirás para siempre.

—¿Conoces a alguien que lo haya intentado? Llegar al fondo.

—No hay cueva. No conozco a nadie que conozca esa cueva, aunque todos conocemos la leyenda.

—Bueno, pues ahí está la gracia, que sea una leyenda, un cuento… Si hubiese cueva y pozo, no sería una historia que se cuenta a los niños, ¿no? Habría cola de gente queriendo ser inmortal.

—Y si todo fuese una leyenda… Lo nuestro…

—Sería más fácil, pero nosotros existimos. Estamos en esa lista, tú existes, con tus poderes de superhéroe preparado para cuando llegue nuestro momento. Preparados desde pequeños para rescatar al mundo.

―¿Y quién rescatará a los héroes?

―Los héroes se rescatan solos, que por algo son héroes.

―No, Sophia, hablo en serio.

―Pues no sé. Alguien habrá, a Harry Potter lo salvaba todo el mundo, Ron, Hermoine, Dumbledore, creo que incluso Voldemort lo salvó una vez.

―Vale tú ganas.

Joe casi ríe. Y recuerdo a Olga diciéndome que el día que un chico entienda mis bromas no le deje escapar. Me gustaría sonreír, pero aún me duele demasiado.

—A los héroes griegos los ayudaban los dioses, sus padres. Que igual los salvaban de los líos que ellos mismos los metían. Pero claro, ahora no tenemos dioses, ¿no?

—Alguien o algo nos creó.

—Nunca me lo había planteado. A Superman lo metió en el lío su padre, salvándole de la destrucción de Kriptón, aunque no me preguntabas por esto.

Joe sonríe, aunque su sonrisa es triste. Me gustaría un día verle reír. Poder reír con él, antes que no haya nada de lo que reír. O después, cuando la risa sea la única vía para volver a aprender a ser felices.

—Me pregunto qué pasará con nosotros si fracasamos, ¿quién vendrá a por nosotros? O si triunfamos, quien nos curará las heridas, no sólo las físicas, también las del alma. La humanidad, la que sobreviva, ¿confiará en nosotros o nos tendrá miedo?

―Joe, yo te cuidaré, yo te curaré las heridas físicas y las del corazón. Y no seremos más héroes, sólo tú y yo. Después de nosotros, deberán ser ellos los héroes.

No lo debería haber pensado, tampoco debería haberlo dicho. No es correcto. No debo. Joe intenta tomarme de la mano, yo la aparto. Joe se pone en pie.

―Está a punto de amanecer, será mejor que volvamos.

Un pensamiento en “¿Quién rescata a los héroes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *