Compren el libro de Belén Esteban

Este post será impopular. Sólo os pido que leáis todo el argumento antes de lanzarme huevos podridos.

Cuando Belén Esteban* sacó su famoso libro, hordas de críticas le cayeron por ser quien era, por ir de escritora por… Desde el sector de los autores nos daba cierta rabia que a esa mujer le escribiesen un libro y lo vendiera todo. Mientras, a nosotros no nos dejaban entrar en las editoriales. Nos escocía que a eso le llamaran literatura, nos daba envidia que sus firmas de libros consiguieran colas kilométricas. Pero asumámoslo. Belén Esteban no nos robó lectores, ni a nosotros ni a nadie. Las compradoras de su libro no dejaron de comprar el nuestro.

(c)Europapress

Lo mismo pasó con el libro de Jorge Javier Vázquez**. Ahora les escuece lo mismo al sector teatral cuando JJ ha convertido su libro en musical y él es el actor protagonista. Lo que antes era “esto no es literatura” ahora es “esto no es teatro”. El “no eres escritor” ahora es “no eres actor”***. Pero os digo lo mismo, los espectadores de JJ, no son espectadores de vuestro teatro, no han dejado de ir a ver tu obra para ver la otra. Nunca irían a la tuya, porqué no van a ver el teatro que tú haces. Tú nunca harías esa clase de teatro. A los escritores os digo lo mismo: no os roban lectores, esas personas no nos compraran a nosotros.

Que estas obras y libros vendan no es malo para nosotros. Al contrario. Estas grandes ventas permiten a las editoriales ganar dinero que, con suerte, invertirán en libros menores a través de sus sellos pequeños. Y los del teatro, lo mismo… las obras rentables de JJ permitirán producir otras obras en la que puede que os contraten, o que os guste ir a ver.

O puede que no, pero esos productos culturales no os quitan el pan. Juegan en otra liga.

Somos una industria cultural. Y digo industria pero podría decir negocio. Todos queremos vivir de esto, nos gustaría. Ganar dinero. Dinero, negocio, industria. No es malo. En vez de criticar sin más, ¿por qué no vemos que podemos aprender de esta gente?

La primera lección es fácil. Comunicar, comunicar sin parar. Si nos quedamos en casa encerrados escribiendo no esperes que un editor llame a tu puerta. Nadie sabe que escribes. Debes tener una presencia, debes existir. Hoy, con las redes sociales, es una tarea más fácil, pero es una tarea a hacer, que pide horas. ¿Ya participas en concursos? ¿Mandas tus relatos u novelas a certámenes? ¿Conoces el sector editorial? ¿Sabes quién publica lo que escribes? ¿Vas a ferias?

Genera interés y generarás lectores.

 

*Para quien no la conozca, podríamos decir que Belén Esteban es la Kym Kardashian española, famosa por nada, pero la más famosa.

**Para quien no lo conozca, presentador de programas de cotilleos, reallities y otros formatos espectáculo.

***Por cierto, he visto obras de teatro con actores “de prestigio” que no se sabían su texto.

Dejar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *