11 cosas que aprendes cuando acabas tu primera novela

Lo fácil es escribir la primera versión de tu novela. Te lo pasas bien, te emocionas, ríes y lloras, disfrutas como un enano escribiendo sin parar. Y te sientes el rey del mundo cuando le pones el “Fin”.

corregirhastamorir

1. El trabajo empieza después.

Pero no nos engañemos, el trabajo de verdad empieza después, con las revisiones. Cuando te relees y te das cuenta que tu obra maravillosa está plagada de incoherencias y errores tremendos. Es bazofia.

2. Destruye tu obra.

No té de miedo borrar capítulos enteros, hacer desaparecer personajes, o meter de nuevos. La primera versión no era más de un espejismo, reescribe la novela. Es duro, pero aquí es cuando demostrarás que eres un escritor de verdad, no un simple aficionado.

3. Ponle música.

Revisa capítulo a capítulo, párrafo a párrafo, frase a frase, palabra a palabra. Todo tiene que tener un porqué y un sentido. Tiene que sonar bien y ser fluido en la lectura.
Consejo: lee en voz alta, si te encallas es que algo falla.

4. Corrige hasta morir.

No soy muy partidario de corregir errores ortográficos en las primeras versiones. Pero cuando la obra cobra cuerpo, es momento de pulir todos los detalles ortotipográficos. Usa de forma correcta las mayúsculas, las comillas, los guiones…

5. Para de corregir.

Vale, la obra nunca será perfecta, pero en algún momento tenemos que poner el freno y dejar el boli rojo. Márcate una fecha límite, un número de revisiones máximas.

6. Deja que te lean.

En algún momento, a partir de la segunda o tercera versión, comparte tu obra con lectores cero. Tu pareja, tu madre, tu mejor amigo… Y algún colega que tenga algo de criterio literario y que sepa de lo que escribes. Déjales que te critiquen la obra. No les recrimines sus comentarios, ni intentes convencerlos. Aprende de sus sensaciones al leerte y luego aplica lo que te salga en gana.

7. Confía en profesionales.

En la medida que tu economía te lo permita, contrata servicios profesionales. Yo recomiendo siempre un corrector profesional. Aunque mandes tu obra a una editorial, es bueno transmitir la sensación que eres alguien serio. Si quieres autoeditarte, saca la pasta de donde sea.
También hay servicios profesionales de informes de lectura, servicios editoriales… todo depende de tus objetivos y presupuesto.

8. Si vas a por una editorial…

No vayas a lo loco, investiga qué publican y qué quieren. Sigue la pista a sus editores, twitter ayuda mucho. Y presenta tu original de forma decente, encontrarás muchos tutoriales de cómo presentar una obra a una editorial.

9. Si te autoeditas…

Conoce las herramientas y vigila quien te quiere vender gato por liebre con los servicios editoriales. Cúrrate una buena portada, contrata a alguien si es preciso. Trabaja un buen resumen. Investiga dónde y cómo publicar tu obra (lektu, amazon…). Incluso investiga el crowdfunding (verkami) y pequeñas distribuidoras.

10. Comunica sin parar.

Nadie sabe que existes, nadie sabe quién eres, nadie te conoce. Las redes sociales te ayudaran a conocer gente, a darte a conocer. Pero no seas uno de esos pesados que solo habla de su libro. Además de las redes genéricas, twitter o facebook, piensa en goodreads y en el potencial que pueden tener pinterest o instagram.

11. Y no te rindas.

La versión final de tu novela da mil vueltas al bodrio de la primera versión. Puedes sentirte orgulloso del trabajo que has hecho. Pero tu primera novela solo será tu mejor novela si dejas de escribir. Querer ser escritor profesional, aunque no vivas de ello, es cansado, pero nadie dijo que fuera fácil. Sigue escribiendo, no pares. Sigue sacando todo lo que te quema por dentro.