Nuestros fantasmas

un cálido escalofríoTras el Proyecto Marte llegará Un cálido escalofrío, un libro de cuentos de terror luminoso, y os voy a pedir ayuda.

¿Qué es terror luminoso?, os preguntareis. También lo llamo sunshine horror, que en inglés suena mejor. Veréis, soy de pensar que los seres espectrales que permanecen en nuestro lado de la realidad una vez muertos no se quedan para hacernos daño, sino por amor, porqué les ha quedado algo pendiente, porqué les cuesta desprenderse de alguien. Nos quieren prestar su último rayo de luz.

Un ejemplo de terror luminoso, el cuento Trata de Limón, que formará parte del libro.

Quiero que los cuentos no os dejen dormir, pero no por miedo pulp, por sangre o posesiones que hacen girar cabezas 360 grados. Quiero que no os dejen dormir porqué lloréis por vuestros fantasmas, por los que vemos y por los que no, por los que se fueron y añoramos. El reto es difícil, puede que imposible, pero soy de plantearme metas altas.

A lo que iba, el favor que os quiero pedir. Los cuentos nacen de mis sueños y de mis fantasmas, y de lo que una mente de escritor permite crear. Pero soy de pensar que la literatura no es un trabajo solitario, sino que la creación mejora cuando es compartida.

Os quiero pedir prestados vuestros fantasmas

¿Alguna vez os ha ocurrido algo a lo que no sabéis dar una explicación que no sea un fantasma? ¿Tenéis un espectro rondando por casa? ¿Sabéis en vuestro anhelo más profundo que esa vez no estabais solos?

Prestadme vuestros fantasmas, dejad que acompañen a los míos en Un cálido escalofrío.

Dejad aquí un mensaje contándolo, mandad un tuit o un dm, quedamos y tomamos un café…

Gracias.

11 cosas que aprendes cuando acabas tu primera novela

Lo fácil es escribir la primera versión de tu novela. Te lo pasas bien, te emocionas, ríes y lloras, disfrutas como un enano escribiendo sin parar. Y te sientes el rey del mundo cuando le pones el “Fin”.

corregirhastamorir

1. El trabajo empieza después.

Pero no nos engañemos, el trabajo de verdad empieza después, con las revisiones. Cuando te relees y te das cuenta que tu obra maravillosa está plagada de incoherencias y errores tremendos. Es bazofia.

2. Destruye tu obra.

No té de miedo borrar capítulos enteros, hacer desaparecer personajes, o meter de nuevos. La primera versión no era más de un espejismo, reescribe la novela. Es duro, pero aquí es cuando demostrarás que eres un escritor de verdad, no un simple aficionado.

3. Ponle música.

Revisa capítulo a capítulo, párrafo a párrafo, frase a frase, palabra a palabra. Todo tiene que tener un porqué y un sentido. Tiene que sonar bien y ser fluido en la lectura.
Consejo: lee en voz alta, si te encallas es que algo falla.

4. Corrige hasta morir.

No soy muy partidario de corregir errores ortográficos en las primeras versiones. Pero cuando la obra cobra cuerpo, es momento de pulir todos los detalles ortotipográficos. Usa de forma correcta las mayúsculas, las comillas, los guiones…

5. Para de corregir.

Vale, la obra nunca será perfecta, pero en algún momento tenemos que poner el freno y dejar el boli rojo. Márcate una fecha límite, un número de revisiones máximas.

6. Deja que te lean.

En algún momento, a partir de la segunda o tercera versión, comparte tu obra con lectores cero. Tu pareja, tu madre, tu mejor amigo… Y algún colega que tenga algo de criterio literario y que sepa de lo que escribes. Déjales que te critiquen la obra. No les recrimines sus comentarios, ni intentes convencerlos. Aprende de sus sensaciones al leerte y luego aplica lo que te salga en gana.

7. Confía en profesionales.

En la medida que tu economía te lo permita, contrata servicios profesionales. Yo recomiendo siempre un corrector profesional. Aunque mandes tu obra a una editorial, es bueno transmitir la sensación que eres alguien serio. Si quieres autoeditarte, saca la pasta de donde sea.
También hay servicios profesionales de informes de lectura, servicios editoriales… todo depende de tus objetivos y presupuesto.

8. Si vas a por una editorial…

No vayas a lo loco, investiga qué publican y qué quieren. Sigue la pista a sus editores, twitter ayuda mucho. Y presenta tu original de forma decente, encontrarás muchos tutoriales de cómo presentar una obra a una editorial.

9. Si te autoeditas…

Conoce las herramientas y vigila quien te quiere vender gato por liebre con los servicios editoriales. Cúrrate una buena portada, contrata a alguien si es preciso. Trabaja un buen resumen. Investiga dónde y cómo publicar tu obra (lektu, amazon…). Incluso investiga el crowdfunding (verkami) y pequeñas distribuidoras.

10. Comunica sin parar.

Nadie sabe que existes, nadie sabe quién eres, nadie te conoce. Las redes sociales te ayudaran a conocer gente, a darte a conocer. Pero no seas uno de esos pesados que solo habla de su libro. Además de las redes genéricas, twitter o facebook, piensa en goodreads y en el potencial que pueden tener pinterest o instagram.

11. Y no te rindas.

La versión final de tu novela da mil vueltas al bodrio de la primera versión. Puedes sentirte orgulloso del trabajo que has hecho. Pero tu primera novela solo será tu mejor novela si dejas de escribir. Querer ser escritor profesional, aunque no vivas de ello, es cansado, pero nadie dijo que fuera fácil. Sigue escribiendo, no pares. Sigue sacando todo lo que te quema por dentro.

Los frutos

Hace tiempo que no actualizo el blog, disculpad. Los últimos meses han sido de tal intensidad que mi diario de campo ha pagado las consecuencias. Así que en este post me/os pongo al día.

IMG_8964

¡He sido padre! Después de muchos años de espera, por fin llegó. Hemos adoptado un niño y ahora un pequeño monstruo corre por casa persiguiendo al gato. Todo los que sois padres sabéis el cambio que conlleva. Los que no lo sois… es peor de lo que os cuentan.

 

ProyectoMarteCuando nos avisaron de la llegada del pequeño, estaba corrigiendo las últimas versiones del Proyecto Marte, pero el proceso tuvo que esperar varios meses y hasta este verano no he podido ponerme a fondo. La semana pasada publiqué el primer capítulo revisado de mi novela a través de Lektu. Y espero en octubre poder lanzarlo en epub y papel, a través de Lektu y Amazon, seréis debidamente informados.

Aunque el Proyecto Marte ya fue publicado en este blog, la revisión me ha permitido tramar mejor las historias y configurar una mejor versión, creo, de la Era de Marte. A falta de la última revisión, y de que una correctora profesional me haga subir los colores, estoy muy satisfecho del resultado.

Como ya conté, la maravilla de ilustración de portada es obra de Claudio Sánchez Viveros, y contaré con un prólogo de Pau Varela. Ambas aportaciones me hacen muy feliz. Y más que el Proyecto Marte se publique en el sello de El Astronauta Imposible.

 

El pasado fin de semana tuve el placer de participar en la FanCon de Barcelona, gracias a Pau y a la insensatez de Javier Barroso. Ha sido un gustazo participar en la Fancon Fight junto a Pau, Joel y Guillem, y un honor poder moderar la mesa redonda de Pak Gallego sobre Guerra de Mitos y su experiencia en Verkami.

 

Los frutos se titula este post. Cuando me puse en serio en esto de querer ser escritor sabía que el proceso seria largo. Y está siendo largo, duro, agotador. Ha habido grandes satisfacciones en el camino, pero ahora, con Marte a punto de convertirse en papel y epub… a uno le da por tomarse un respiro y disfrutar de las recompensas del esfuerzo. Y más aún, el fruto del pequeño monstruo que corre por casa persiguiendo al gato, tras unos eternos cinco años de espera. Este 2015 es tiempo de recoger frutos, y el trabajo es duro, pero los frutos son dulces. Dejad que os dé gracias todos los que me habéis dad vuestro apoyo en todo esto tiempo, el cesto de frutos es vuestro también. Freno que esto a nada de ponerme ñoño.

 

Y bueno, ¿y ahora? Tras los frutos, otras siembra. Y no, no quiero otro hijo, con uno ya estoy completo. Los siguientes retos literarios los dejo para otro post.